Ex senador Jaime Orpis irá a la cárcel por fraude al Fisco y cohecho en el caso Corpesca

0
320

Cinco meses después de ratificarse su condena, el ex militante UDI fue sentenciado a pasar más de seis años en prisión.

Se le abona a la pena, sin embargo, el tiempo que ya pasó recluido, por lo que estará unos tres años detrás de las rejas.

La ex diputada Marta Isasi -condenada por cohecho- fue sentenciada a 50 días, un plazo que está cumplido.

La empresa Corpesca deberá pagar una multa de poco más de 500 millones de pesos por su acción corruptora de parlamentarios.

El ex senador Jaime Orpis (antes militante de la UDI), condenado en diciembre pasado como autor de seis delitos de fraude al Fisco, así como del delito de cohecho en el marco del caso Corpesca, fue sentenciado este viernes a pasar más de seis años en prisión.

Esto, porque se dictó una pena de cinco años y un día por los ilícitos de fraude al Fisco -con carácter de reiterado y consumado-, a la que se sumarán otros 600 días de reclusión por los dos delitos de cohecho acreditados.

Sin embargo, se le abona a la pena el tiempo que ya pasó recluido (1.301 días), por lo que se calcula que estará unos tres años detrás de las rejas, precisó la magistrada Claudia Bugueño en la audiencia de esta jornada, en el Tercer Tribunal de Juicio Oral en Lo Penal de Santiago.

Asimismo, el ex legislador deberá pagar una multa de 109 millones de pesos, que podrá saldar en 12 cuotas, quedó inhabilitado para ejercer empleos públicos mientras cumpla su condena, y también perdió sus derechos políticos.

Cabe recordar que el día después de su condena, la Fiscalía de Alta Complejidad solicitó una pena de 11 años para Orpis: cuatro por cohecho y siete por fraude al Fisco.

Por su parte, la ex diputada Marta Isasi (PRI-Ind), quien fue condenada por cohecho en diciembre y absuelta de delitos tributarios a falta de una acción legal desde el Servicio de Impuestos Internos, fue sentenciada a 50 días de presidio, un plazo que ya está cumplido en su totalidad.

Asimismo, se dictaminó una suspensión de un año y cinco meses para cargos y oficios públicos en su contra, y una multa de 20 millones de pesos, que al igual que Orpis, podrá cancelar en cuotas.

En tanto, la empresa Corpesca -perteneciente al grupo Angelini- deberá pagar una multa de poco más de 500 millones de pesos por entregar dineros a ambos legisladores para ser favorecida durante la tramitación de la Ley de Pesca.

CRONOLOGÍA DEL CASO

La causa se originó por la querella de un ex asesor de Isasi, tras la que, en 2013 el Ministerio Público comenzó a indagar la relación de la legisladora con Corpesca mientras el Congreso revisaba la cuestionada norma; posteriormente, la Fiscalía de Alta Complejidad Oriente se encargó de las indagaciones, y se estableció la relación con Orpis, abriéndose así uno de los casos de corrupción más emblemáticos en la historia reciente del país.

Desde 2015 en adelante, la Fiscalía reunió 250 pruebas, 103 testigos, 1.117 documentos, así como discos duros con correos y cajas con archivos desde el Congreso y oficinas de la empresa, para determinar cómo el entonces gerente general de la pesquera, Francisco Mujica -condenado en 2018-, pagó dineros a ambos legisladores para que favorecieran a la empresa en la tramitación de esa ley.

A principios del 2016, Orpis renunció de manera «irrevocable» a la UDI, y posteriormente, fue desaforado en abril y detenido en junio de ese año, mismo mes en que se determinó que cumpliera prisión preventiva, aunque 40 días después se le redujo la cautelar, y quedó bajo arresto domiciliario.

Si bien el caso se cerró por primera vez en febrero del 2018, la defensa del ex senador pidió reabrirlo un mes más tarde, con el legislador reconociendo los delitos cometidos, al tiempo que acusó «arbitrariedad, discriminación y linchamiento» en su contra durante el desarrollo de la causa.

De esta forma, el juicio oral se postergó hasta marzo del 2019, cuando tuvo lugar una nueva polémica en el marco del caso, al citarse al UDI Hernán Larraín -quien ya estaba a la cabeza del ministro de Justicia en ese entonces- a declarar como testigo por su defensa.

Inicialmente, el secretario de Estado planteó que «yo dije que el senador Orpis admitió haber participado en hechos irregulares, pero yo le creo cuando él me dice que no cometió cohecho. Son consideraciones y conceptos que señalé entonces, siendo senador, muchas veces. No puedo desdecirme de lo que ya dije»; pero dos días después reculó, y finalmente no testificó en favor de su amigo.

Dicho juicio oral se extendió hasta fines del año pasado, cuando tanto Orpis como Isasi fueron condenados: el ex senador por cohecho y fraude al Fisco, y la ex diputada solo por el delito de cohecho.