Vecinos de Conchalí en conflicto con residentes de condominio: Vehículo resultó quemado

En la comuna de Conchalí los vecinos están aburridos del comportamiento de los residentes de un condominio que dicen no respetan nada ni a nadie. Hacen fiestas, partidos de fútbol al interior del estacionamiento, hay peleas, y este fin de semana hasta quemaron un auto.

0
640

Un conflicto entre vecinos residentes en un condominio de Conchalí llegó a su punto más álgido durante este fin de semana, luego de que un vehículo del sector resultara completamente quemado.

Vecinos del sector denuncian que los departamentos arrendados en dicho condominio, principalmente a extranjeros, sería el foco del conflicto, debido a las fiestas que se mantienen hasta largas horas de la madrugada

Según indicó el presidente de la junta de vecinos, Eduardo Morales, estos hechos iniciaron producto de fiestas y ruidos, que conforme el pasar de los días fue en aumento, hasta llegar al incendio del vehículo en cuestión, el cual antes de ser quemado, también fue vandalizado.

A través de diversos registros compartidos por la comunidad se logra apreciar la alta cantidad de personas que ingresa hasta el complejo domiciliario, sin mantener la distancia social, ni menos utilizando mascarilla, donde incluso se han realizado campeonatos de futbol.

En esa misma línea, Manuel Vergara, un vecino del condominio también denunció que al interior de estos departamentos existe prostitución y venta ilegal de alcohol.

Respecto al auto quemado, testigos aseguraron que esto se habría producido luego de una pelea y de un intento de robo. Judith Jodi, una residente del condominio aseguró que el ladrón tenía una botella de cerveza en la mano con la que agredió a su hermano. Tras la fuga del presunto antisocial, el vehículo comenzó a arder.

Sin embargo, registros dan cuenta de un grupo de personas que a los pocos segundos de este supuesto intento de robo, se acercaron hasta el móvil, momento en el cual uno de ellos prendió en llamas al vehículo.

24 Horas llegó hasta dicho recinto para conversar con la administración. Francisca Aguirre es quien cobra los arriendos y reconoce que han ocurrido situaciones problemáticas, pero que no cuentan con suficientes herramientas legales para poner freno a estos hechos que a más de un vecino ya tiene cansado.

Del mismo modo, Aguirre reconoce que ha multado a los residentes conflictivos, pero que estos no las pagan. «Ahora con la pandemia, nosotros no podemos cortar los servicios, estamos bien de manos atadas», indicó.

Por otro lado, el director de Seguridad Ciudadana de la Municipalidad de Conchalí, Miguel Moraga, indicó que se han realizado mediaciones vecinales, además de oficios ante Carabineros y la PDI de todos los hechos que han ocurrido, agregando que han cursado infracciones a la administración y a los residentes que han sido denunciados.

Replicado de TVN