Los 3 principios fundamentales que proponen organizaciones Mapuche, ante el cuestionado escaño reservado.

0
393

Desde el 28 de agosto 2020 la organización Mapuche, Pikun Mapu, que representa a la macro zona central del país, ha expresado al poder ejecutivo, legislativo y especialmente a la comisión sobre la constitución del Senado, que los denominados «escaños reservados» tengan los siguientes principios:

A) Consultar a los pueblos interesados, mediante procedimientos apropiados y en particular a través de sus instituciones representativas, cada vez que se prevean medidas legislativas o administrativas susceptibles de afectarles directamente.

B) Establecer los medios a través de los cuales los pueblos interesados puedan participar libremente, por lo menos en la misma medida que otros sectores de la población, y a todos los niveles en la adopción de decisiones en instituciones electivas y organismos administrativos y de otra índole responsables de políticas y programas que les conciernan.

C) Establecer los medios para el pleno desarrollo de las instituciones e iniciativas de esos pueblos, y en los casos apropiados proporcionar los recursos necesarios para este fin.

Sin estás tres bases, que al parecer, no son obvias para el poder político, los pueblos originarios no aceptaran la propuesta; que en sus propias palabras, «corresponden a una transgresión a los ordenamientos jurídicos«, enunciado que se aferra a tratados y acuerdos tanto nacionales como internacionales, sobre autonomía de los pueblos.