Fue expulsada por su hijo: Adulta mayor pasa tres noches en el patio antes de ser sacada a la calle

0
163

El hecho ocurrió en Rancagua donde vecinos ayudaron y denunciaron la situación. Senama está al tanto, activarán sus redes y entregarán asesoría legal a la mujer de 62 años por este hecho que se da en contexto de «violencia intrafamiliar».

A través de redes sociales se conoció la denuncia de una adulta mayor quien habría sido obligada, por su hijo, a dormir en el patio de su casa por tres noches antes de ser expulsada definitivamente a la calle solo con algunas pertenencias y su mascota.

Los hechos habrían ocurrido durante el fin de semana pasado en Rancagua. Fueron los propios vecinos de Miriam, de 62 años, quienes la ayudaron y también pusieron en conocimiento de las autoridades su situación de vulnerabilidad.

La abogada defensora mayor del Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama) de O’Higgins, Daniela Riquelme, explicó que la adulta mayor «vendría viviendo violencia de parte de su hijo», quien «la relegó al interior del inmueble para estar en el patio, habría sido sacada de la vivienda también y estuvo durmiendo con su mascota» en la calle.

Todo se habría sido gatillado por motivos económicos.

La abogada indicó que una vez conocida la situación «se gestionó con salud para evaluar a la persona mayor, buscamos determinar si  frente a sus características calificaría para ingresar a un Establecimiento de Larga Estadía para Adultos Mayores» o «en el caso de ser autovalente – que todo indicar sería así – podría ingresar a un condominio de vivienda tutelada, podría tener un inmueble en comodato».

En este caso, tanto la municipalidad de Rancagua, como Centro de la Mujer de Sernameg y Senama, activaron sus protocolos para actuar en ayuda de Miriam, quien presentaba un «deterioro» en su salud frente a la situación vivida.

La representante regional de Senama aclaró que, tras ser atendida, la adulta mayor será asesorada legalmente «para que cuente con medidas de protección pertinentes respecto de las acciones de maltrato» y que, por ahora, «está en una hostal residiendo» hasta poder definir su situación en este caso que se da en contexto de «violencia intrafamiliar».

Por ahora, Miriam está a la espera de que se pueda definir si puede ingresar o no a uno de los centros de estadía para adultos mayores, mientras se investiga si se trata de un caso de maltrato habitual u otros de mayor gravedad.