Por falta de señalética: Niño sufre graves lesiones por usar juego inclusivo

La Familia busca seguir acciones legales contra quienes resulten responsables, por lo que aseguran, "este accidente puede repetirse en cualquier momento".

0
566

Un niño sufrió graves lesiones por usar un juego instalado para la recreación de personas en situación de discapacidad sin una debida señalización en Conchalí.

La víctima, un niño de 8 años, se aplastó gravemente sus dedos del pie izquierdo en un juego inclusivo, que habría estado destinado al uso exclusivo para personas en situación de discapacidad, situación que ignoraba María Jorquera Silva, su madre, al no contar con la señalética preventiva.

Los hechos se dieron el pasado miércoles 6 de Enero, alrededor de las 19:30 Hrs. en la Plaza recientemente ubicada en la esquina de Calle Cauquenes con General Gambino en la comuna de Conchalí, mientras el menor jugaba junto a otros niños en el juego, el cual mantenía una rampla metálica, levemente sujetada por una cadena, que al manipularla se soltó, cayendo estrepitosamente sobre los pies del menor, aplastando su primer y segundo dedo. Una vecina del sector, testigo ocular de lo sucedido, brindó los primeros auxilios mientras la madre buscó lo necesario para trasladar al menor SAPU y Centro de Salud Familiar (CESFAM) Alberto Bachelet Martínez.

El niño sufrió heridas graves, fracturas en sus dedos y actualmente permanece con un tratamiento traumatológico y psicológico pendiente, debido al impacto emocional de no poder caminar como antes. Adicionalmente y según médicos del Hospital Roberto del Río, habría perdido la raíz de las uñas, dejándolo sin ellas de por vida. Por tal motivo, la Familia busca seguir acciones legales contra quienes resulten responsables, por lo que aseguran, «este accidente puede repetirse en cualquier momento. Se debe primero señalizar el juego, tanto en esta plaza como en todas en las que existan juegos para personas en situación de discapacidad y por otra parte, generar conciencia en Padres y Madres al momento de acompañar a jugar a sus hijos en los lugares, que en teoría, fueron destinados para aquello.»